jueves, 18 de diciembre de 2014

BREAKING NEWS, por Dry

.



Ayer me quedé helado. La Tierra no es redonda. Era de esperar, dado que es una roca producto del choque de trozos despendolados de materia, que terminó de formarse hace unos 4.500 millones de años. Resulta que tiene forma de patata, algo terriblemente desasosegante para mí, que busco ganchos en el cielo en los que colgar mis pequeñas esperanzas. Yo confiaba ingenuamente en que el giro perpetuo y la gravedad la hubieran moldeado como una esfera perfecta. Achatada por los polos, sí, pero redonda al fin y al cabo.



Después de este dato, todo lo que pueda decir se verá eclipsado. Pero también quiero incluir aquí que Carmen, una tipa con la que me lié hace años ha recién cumplido 51 años. Los mismos que Brad Pitt, Elle Mc Pherson, Michael Jordan, Tarantino, Joey Tempest o Elisabeth Sue. No tengo nada que decir sobre la edad de las mujeres, o sobre la edad en general, o sobre nada, salvo constatar ese dato. 








Dos ataques consecutivos a mis testículos, uno de la yihad vírica y otro del fatum genético, pueden haberme dejado estéril. Dentro de seis meses tendré que hacerme un espermiograma, para ver cómo están mis nadadores. Yo nunca he querido -positivamente- tener hijos. Pero no me gusta un pijo que me quiten mi oportunidad de decidir.






.



viernes, 31 de octubre de 2014

LA UNIÓN Y LA FUERZA, por Dry

.















Ellos se besaban en la puerta de aquel bar
Y ese beso fue lo que llamó mi atención. 

Ellos se abrazaban, se veía que se querían, 
Y eso también llamó mi atención. 

Y pensé, 
¿ves?
 La unión hace la fuerza. 
Y pensé,
¿ ves?
Es la unión y es la fuerza. 



Ellos se besaban y empezó una tormenta, 
Puede que sólo fuese una de esas coincidencias. 

Ellos se besaban y el cielo se iluminaba, 
Puede que sólo fuese una de esas coincidencias. 

Y pensé, 
¿ves?
 La unión hace la fuerza. 
Y pensé,
¿ ves?
Es la unión y es la fuerza. 


Ellos se besaban bajo aquella tormenta 
Y a mi me entraron ganas de llamarte a ver qué hacias. 

Y te llamé, pero no me lo cogiste, 
Puede que solo fuese una de esas coincidencias. 


Y pensé, 

¿ves?
 La unión hace la fuerza. 
Y pensé,
¿ ves?
Es la unión y es la fuerza. 








jueves, 30 de octubre de 2014

ENCUENTROS EN LA PRIMERA FASE, por Mr Dry

.













Quiero que sepas 

Que ya me esperaba
Que esto ocurriera 

Y que no pasa nada:
Sólo me da la razón.

Y que he estado aprendiendo
De cada momento 

Que he estado contigo,
Y pienso aplicar 
Contra mis enemigos
Tus tácticas sucias 

De acoso y derribo,
Que también he sacado a
lgo bueno 

De todo este enredo.


Y quiero que sepas que espero 

Que acabes colgando de un pino
Cuando veas l
o imbécil que has sido,

Cuando veas que lo has hecho fatal.

Y que quiero que sepas q
ue ha sido 

Un infierno estando contigo,
El infierno es lo más parecido,
Te pareces un poco a Satán.

Quiero que sepas 

Que me he acostumbrado
A tus putas escenas 
De "ahora me largo".

Lárgate ya, de verdad, 

Que sería una suerte 
Si no vuelvo a verte 

En los próximos años.


Por mí que podías t
irarte de un árbol

Que ya lo que hagas me trae sin cuidado.
Si me pongo a pensarlo un momento
Creo que lo prefiero.


Así que ya sabes que espero 

Que acabes pegándote un tiro
Cuando veas lo imbécil que has sido,
Cuando veas que lo has hecho fatal.

Y que quiero que sepas que ha sido 

Un infierno estando contigo,
Que por poco acabas conmigo,
Pero soy difícil de matar.
















.

martes, 28 de octubre de 2014

LA MARCHA NUPCIAL, por Mr Dry

.










Quema. Escuece. Rasca y Pica. Todo en el fondo tiene que ver con la autoestima. Jorge Valdano dijo que el fútbol es un estado de ánimo. También dijo que el fútbol no tiene memoria. Ambas frases se me quedan pegadas al casco como rémoras. Esa foto ha sido como una bomba de napalm en nuestra historia. Se ha cargado nuestras victorias pasadas. Ahora soy el Ronaldo Nazario gordinflón, no el que dejó a medio estadio del Celta atrás para marcar un gol.

Ahora somos nada. Una puta mierda.


"Cuando te griten con rabia
Que tu amor entero era una farsa"


Todo tiene que ver con la autoestima, con el estado de ánimo, con la memoria.


Una foto tuya incendia con carácter retroactivo. Fuego banalizador, by the way.


Qué golpetazo físico. Qué mareo. Qué nudo en el estómago. La autoestima despeñándose de nuevo. La química remanente del finde invitando a cigarrillos a mi guardia suiza. La foto entrando como un cuchillo de finísima hoja. Dos horas y media con La Marcha Nupcial en repeat. Flojera física. Lágrimas asomándose, sin decidirse a hacer el slalom por mi cara. Un whatsapp: Oye, ¿te importa que te bloquee en todas las redes sociales? Una respuesta con emoticonos. Mi madre que me llama para ver cómo voy de lo mío. Se lo cuento, confiando en que me suelte un speech a lo Braveheart, y me sale con que vaya una porra, que ella lleva varias semanas pensando que deberíamos volver, que dónde voy a encontrar yo a alguien tan perfecto. Cuelgo y me siento no ya Ronaldo gordinflón, sino Julio Alberto empeñando su estrella para comprar cocaína.


Todo es cuestión de autoestima. Y la mía ha anulado su matrícula y se va a un instituto privado.



Y pienso millones de cosas que se me agolpan, como que que no me gusta nada ser el relleno de una plantilla, una de esas cosas intercambiables, no me gusta nada, joder. Ese pensamiento y su contrario, que no somos tan diferentes, joder. Joder.


Me bebo cinco cervezas, que es lo único que se me ocurre. Me acomodo en la autocompasión. Me cambio la foto de perfil del facebook. Me pongo otro repeat de media hora de la misma canción. Bloqueo todas tus redes sociales. Se me mezclan en la cabeza las fotos de los cincuenta y un detenidos por corrupción, muchos de ellos murcianos. Me imagino coches caros, casas caras, vida fácil. Y viajes, muchos viajes. Viajes por el mundo. Viajes como el de la foto. Viajes todo el tiempo. Y me cambia la cara porque sé que a ti te gusta mucho viajar. Y como te quiero mucho, pues me alegro de que puedas hacerlo y de que seas, por fin, feliz.








.





miércoles, 30 de julio de 2014

NOCHE NEGRA LEJOS DE CASA, por innecesario Dry

.








Ella me habló
Mucho esta vez
De sus viajes
Por el Oeste

Fuegos de artificio
/brillan
Sobre el cielo
/del desierto

Noche negra
Lejos de casa


domingo, 13 de julio de 2014

ANTIHISTORIA, por Mr Dry

.





Borracho como voy, me dispongo a reseñar uno de mis libros favoritos de la historia mundial de mi vida municipal. Se llama El Mito del Eterno Retorno, y es de un tipo que tiene un nombre que parece sacado de un cuento de Borges, uno de esos nombres que no parecen reales de lo contundentes que son, y que se vuelven inseparables -como la canción de Iluminados- de la persona que los porta. El tipo se llama Mircea Eliade. Ahí es nada.

El caso es que, borracho como voy, no puedo para de pensar en su análisis de la ontología arcáica. A ver si me hago explicar. Cuando digo ontología arcáica me refiero a la manera de pensar de la gente de otras épocas, que era muy diferente a como pensamos ahora. Y quizá la fuerza de mi inquietud sea precisamente ésa: constatar (porque lo dicen tipos más leídos y lúcidos que yo) que en algún momento de la historias las cosas eran diferentes, se pensaban diferentes.

El caso es que para un primitivo, el tiempo, la historia, eran solo una excepción a la verdadera realidad. Concebían el mundo como una eternidad cíclica, regular y segura. Trágica, sí, pero reconfortante. Lo singular, lo feo, lo anodino, lo terrenal, eran vistos como la excepción al arquetipo. La anécdota era historia, y la historia no era real.

Nosotros, post judeo cristianos, post siglo XX, no solo conocemos la verdad de la historia, sino que nos aterramos al sentirnos ya fuera de ella. Querríamos con el yoga o el alcohol, o el sexo, devolvernos al presente eterno, pero la historia se nos enreda en las alas como al ángel en el cuadro de Klee.


Por eso, las bodas con sus powerpoints, los amores con sus cosas, la música (incluso la música), nos resultan historia, tiempo atropellado, anécdota. Imposible incardinarlo, pararlo, decir este soy yo.



Y aún así es maravilloso. Porque, aunque nos suenen falsas, decimos las cosas. Decimos YO TE QUISE BESAR y cosas por el estilo. Mircea Eliade, que era un tipo abrumadoramente sabio, lo sabía. La Antihistoria existe, el presente existe, y es exactamente esto.








.

sábado, 14 de junio de 2014

PROPEDÉUTICA A TODO "GRAN SUEÑO" FUTURO, por Mr Dry

.











Gran sueño. Un post sobre un mundo que ya no existe. Tras ver The Grand Budapest Hotel, con esa reflexión sobre gente que no es que viva en un mundo que ya no existe, sino que tampoco existía antes, que tal vez no existió, demonios. Un post, un hotel, un mundo que ya no existe, un gran sueño.



Ya no es posible, como decía Brecht -perdónenme las referencias de camiseta de Inditex-, cantar si no es de los tiempos oscuros. A no ser que le pongas de título "Gran Sueño", y entonces ya la gente está preparada para valorar la cosa como lo que es.


Desde su esquina en los bares, suelta verdades de oro.


A mí todo me viene bien, como dijo Josefina frente al séptimo batallón de alabarderos reales.



Porque decir que la cosa se ha complicado es como no decir nada. El todo equivale a la nada. Los culpables parecen víctimas si se les mira con lupa, y el pecado no existe si no hay un juez ni un acusado al que le importe la sentencia. Porque hablar de un problema es también falsear la realidad, detenerla. Estamos acostumbrados a temer la fugacidad de la belleza y la felicidad, pero no nos ponemos tan heraclíteos con los malos rollos. Ya les digo, una cosa que esté bien.


Dicho esto, que quizá era innecesario -y tras no escribir más que dos o tres post al año natural, no está la cosa en para regalarle caracteres a la paja-, pues se queda uno con su ensoñación. Un post que al final no será escrito, como La Voluntad de Poder de Nietzsche, que al final no la escribió, pero no veas si dio la brasa el tío con el título, así se queda. Es que si no, no escribo y se queda la cosa sin poner. Y  con la cantidad de química extraña que lleva mi cuerpo, digamos que la memoria no es mi fuerte.


Gran Sueño. Como un Gran Hotel. 












martes, 20 de mayo de 2014

FIAT ARS, PEREAT MUNDUS, por Inconstante Dry

.









En la trinchera, Hans Castorp, que tanto ha pensado, que tanto miedo ha tenido de agarrarse a las cosas porque intuía que eran ellas las que debían agarrarle, que tantos caminos ha rechazado (no fueran a resultar infructuosos - o mucho peor, aburridos), que ya tocó la luna con los dedos, que sintió la mirada desafiante del abismo, que peleó con la montaña y cargó con el fuego,... En la trinchera, Hans Castorp.


En la trinchera Hans Castorp aprieta fusil y dentadura, y lanza un grito atávico y se le escapa el alma por la boca, y corre por tierra de nadie, atravesando la Historia, alzándose como un pequeño pliegue del espacio-tiempo, sintiéndose jodidamente real, creyendo la mentira con una inocencia enternecedora.





Hágase el arte,
Y que muera también.






.

martes, 9 de julio de 2013

BRAZO EN ALTO, por Mr Dry








Holamigos,

la entropía de 2013 me tiene agarrado por los gemelos del sur, y tengo menos posibilidad de maniobra que Epi y Blas en una cama de velcro. Pero al menos estoy escuchando música y leyendo libros y jugandroid al ajedrez, que me pega unos folles la maquinita que me hace replantearme volver a cursar la ESO. Voy a ser tito de nuevo -de otra niña- y voy a ser su padrino, lo que me permitirá hacer ofertas que nadie podrá rechazar. Sigo de cerca el Barcenasgate, y como si de un espectáculo se tratara aplaudo los puntos de giro y los giros efectistas, y me salto las noticias de Egipto porque después de leer a Cristopher Hitchens todo el islam... todas las religiones han pasado de darme pena a darme asco a darme miedo.


y bueno, aprovecho para mandar un cordial a nuestras primas de la playa posicional y a mis compañeros biofrutos.

Pd: ardillo, ayer vi un libro de Walter Riso en El Corte Inglés y me acordé de ti. Madcap, ayer cuando me pitasteis con el coche y me berreasteis en plena Gran Vía también me acordé de ti (te recuerdo Amadcap). Y Ornie, donde quiera que estés, pásalo pirata.

lunes, 22 de abril de 2013

CORRER COMO BIÓNICA, por Mr Dry

.











Mi antigua novia, aquella de la que tanto hablo siempre aunque a veces ni lo parezca -y no solo porque no se me entienda, sino porque es la niebla que aturde mi cerebro- era una auténtica deportista. O lo fue, que para el caso es lo mismo.

Era subcampeona de su comunidad en un deporte que imponía respeto y que hablaba de valores antiguos, viejos valores con aroma a salvación y nobleza. A mí con eso ya me tenía, pero es que yo soy fácilmente impresionable, ya lo saben, y una persona capaz de correr diez minutos seguidos sin sentirse al borde de la muerte ya me produce admiración.

Mi antigua novia, que el tiempo ha borrado hasta convertirla en un nombre y en niebla y en aleatorio dolor punzante, salía a correr antes del instituto. Su entrenador cogía a los chavales y los llevaba a correr durante una hora, de 7 a 8. Después, con los gemelos a reventar y las endorfinas palmeándole en el cerebro se iba a clase.

A veces sufría el machismo de sus propias compañeras, que la veían corriendo al alba roja como un tomate, con mallas y con unos bíceps y unos antebrazos que te podía pegar una hostia y mandarte a Egipto. Después, la cosa cambiaba. Mi antigua novia no era muy guapa según los cánones, pero tenía un atractivo capaz de desarmar al más pintado de los hombres, y también a alguna mujer. Y si ya era un cañón en mallas, cuando se ponía lo que fuera, hasta unos vaqueros y una camiseta, algo te bailaba un twist en el estómago y querías mirarla hasta la hora del almuerzo.


Mi antigua novia tenía así como cuatro armarios llenos de ropa, porque le perdían los abrigos, las camisetas, los bolsos y los zapatos. Y encima de los armarios tenía cientos de miles de trofeos, de medallas y copas. Tenía pocas fotos de ella compitiendo, perro tenía una que le hice yo que le gustaba mucho, y que tuvo que retirar cuando la dejé porque todo el mundo le preguntaba que quién le había hecho esa foto tan-


Tenía mucha ropa, muchísima, o a lo mejor es que yo no tengo ni idea de chicas, de lo que es normal en chicas, pero a mí me parecía muchísima. De bragas andaba la cosa más escasa. Tenía bragas de chica deportista, y a mí me decía siempre :"jeje, otra vez con las mismas bragas", y no eran las mismas, es que tenía un montón iguales, claro. Mi antigua novia estaba tremenda de buena.


En verano, mi antigua novia se solía ir a campamentos de monitora, y volvía más cuadrada que nunca. Era espectacular lo de sus antebrazos, que llegué a ver trenzados de venas a la menor que hacía algo de fuerza. Se había pasado dos meses a lo mejor tirándose por tirolinas, haciendo tiro con arco, escalada, equitación, senderismo, judo o baloncesto, y claro, volvía la tía más dura que el acero. Yo le escribía correos, uno cada día, que ella leía por la noche, sabiendo que nunca le iba a fallar, porque lo mío es la tecla y la hipérbole, y porque la echaba tanto de menos que escribirle era casi estar con ella. Ella siempre me contestaba "mi cielo, te quiero escribir más, pero estoy muy cansada y no se me da tan bien esto como a ti", y me decía lo que había hecho y lo que iba a hacer -visitar una cascada, hacer una barbacoa- y así se nos pasaban los veranos.

Cuando ella volvía yo estaba blanco como el papel, encorvado, más calvo y pancetero, fruto de sesenta días de terrazas y conciertos veraniegos, o la mejor solo era el contraste con ella, una especie de amazona pelirroja que se podía saltar un banco sin apenas impulso, y que además llevaba dos meses sin ponerse un vestido y que pareciera haber acumulado toda su belleza para liberarla conmigo.



Así que hay algo bonito en todo esto, algo que se me escapa porque tengo la sensación de estar fuera siempre, pero también que estar dentro no es cualitativamente distinto. Algo indescriptible, escondido en lo más profundo de mi ser como un gran secreto, pero al mismo tiempo fácil de desvelar y de entender.






.